La construcción del mensaje informativo; utilidades del mensaje. (El paradigma de Mufasa)

La televisión tiene como base de su funcionamiento la imagen. Como medio de comunicación masiva es poderoso y logra ejercer un gran impacto en la sociedad, todo hecho viene acompañado de una serie de imágenes que enfatizan, incrementan o disminuyen su importancia. Lo visto en la televisión provoca efectos en las personas logrando conmover, interesar y captar la atención de miles, provocando en muchos casos una distorsión de la dinámica social.

El modo pasivo de recibir la información que la televisión emite, nos lleva a dejar de lado el pensar y preguntarnos que tan confiable o real es lo que tenemos frente a nuestros ojos. Todo aquello que se nos presenta es producto de una construcción subjetiva del periodista que filtra el contexto y los detalles de los hechos.

La televisión no es la realidad, sin embargo muchas personas la adoptan como si lo fuera aún cuando no comprenden su manera de operar, viviendo desinformados, manteniéndose en un estado de ignorancia con respecto a lo que ocurre y por qué ocurre a su alrededor.

Los jóvenes aprenden a diferenciar la realidad de la ficción si darse cuenta del como paso, colaborando al entendimiento sobre un realidad representada a la real.

Xavier Bach se propuso renovar pedagógicamente la enseñanza en la materia medios de comunicación, de forma que al sistematizar los factores que intervienen en la construcción de la información sea relevante para que pueda comprenderse y hacer comprender lo esencial de la construcción del mensaje.

Propuso una ecuación que llamó “ecuación de la producción informativa para la televisión”:

La noticia

+ Fuerza

-Limitaciones expresivas

-Limitaciones estructurales

-Limitaciones empresariales

+Técnicas para compensar las limitaciones

+El abuso de estas técnicas

=Producción informativa para la televisión

Posteriormente Joan Ferrés le propuso dar una vuelta de tuerca más a este reto de renovación en el que había estado trabajando Bach, así que realizó este esquema que va de lo general a lo concreto, de lo básico a lo elaborado.

Los criterios informativos.

Qué es noticia y qué no. ¿Por qué?

La imagen y los criterios.

Cómo la presencia o la ausencia de imágenes influyen a la hora de tomar decisiones.

El lenguaje visual y las noticias.

El lenguaje de las imágenes no es neutro.

  • Tiene una sintaxis que hace que entendamos las cosas de un cierto modo.
  • Expresa opinión porque seleccionar y jerarquizar imágenes es opinar.

La selección del mensaje

Las noticias de televisión se expresan más allá de lo que dice el texto y las imágenes. Es la tercera dimensión, aquello que hemos tenido.Los condicionantes estructurales

Para comprender la dificultad que supone prisa y la presión en el desarrollo del trabajo periodístico para la televisión se propone la realización de un informativo sobre el papel.

La forma de las noticias

La forma como se nos presentan las imágenes tiene una gran influencia en el espectador, especialmente en lo que se refiere al despertar de sus emociones.

  • ¿Cómo se generan emociones?
  • ¿Qué técnicas se utilizan?
  • ¿Es lícito usarlas?

La realidad social y la televisión

  • ¿Cuál es el papel real de los medios de comunicación en un sistema democrático y de economía de mercado?
  • ¿Qué es intereses intervienen en la elaboración de la información?

Con estas dos propuestas (coherentes en si pero sujetas a debate en el proceso de crecimiento en el que nos encontramos) quise soportar algo al reto de la sistematización y al de la didáctica.

Las personas al interactuar con la televisión muchas veces no se preocupan por identificar si lo que están viendo los lleva a meditar, o recapacitar sobre la realidad de los programas de televisión, pues en general lo que hacen es tratar de identificarse con alguno de los casos.

  1. La imagen en movimiento ejerce sobre nosotros una influencia incuestionable que con frecuencia asumimos sin que sea analizada por la razón.

Esta influencia está marcada por tres elementos importantes.

  •  Credibilidad, pues es muy difícil convencer a alguien de que lo que está viendo no es necesariamente lo que está viendo, pues es una selección de imágenes y un montaje para que el espectador vea y entender algo sin esfuerzos.
  • Riqueza expresiva de la imagen en movimiento, pues en pocos segundos es capaz de trasladarnos información sobre un espacio, un tiempo, un entorno, una clase social, un tipo de familia etc. Todo eso somos capaces de captarlo sin que necesariamente seamos conscientes de ello.
  • Conexión directa que existe entre la imagen en movimiento y la emotividad. La televisión tiene una gran capacidad de despertar en nosotros emociones fuertes que van de la ira al llanto ante los que la razón humana tiende a inhibirse.

Estos tres factores nos ayudan a entender por qué a veces resulta tan fácil “dejarse llevar” por la televisión.Despertar del sueño y tomar las riendas de nuestro criterio sólo es posible si se es consciente de que hemos cedido voluntariamente el control de la nave a otro pilotoLa imagen editada no es la realidad, es un discurso construido fruto de un con junto de criterios identificables y evaluables.

2. La imagen después de un proceso de edición no nos presenta la realidad. Es un discurso construido

La construcción de la imagen requiere de una selección y una jerarquización de noticias e ideas por lo que existe la mediación de un criterio entre el mensaje y la realidad.

La intencionalidad siempre existe pero no siempre tiene que ir cargada de perversidad. Siempre se le pueden buscar distintos puntos de vista y estos deben emplearse con honestidad y buscando construir un mensaje objetivo.

La construcción del mensaje es identificable y evaluable ya que existe la pluralidad informativa pero es desgastante corroborar nota por nota. Esto solo se recomienda si un tema nos interesa.

3.  El mensaje televisivo es necesariamente simplificador de la realidad

El mensaje televisivo simplifica la realidad porque si intentamos matizarla se presentaría de manera confusa para el espectador. Debe de ser corto porque siempre el mensaje visual aplasta al textual-

4. La televisión como medio no “habla sobre el sistema” es el eje mismo sobre el que pivota el sistema

La televisión no es el medio de comunicación más importante del sistema, es el eje del sistema. Si un día desapareciera la televisión el sistema seguiría existiendo pero debería buscarse otro pivote, otro punto de referencia que actuara como epicentro sobre lo que “es” y lo que “no es”.

Aspirar a una televisión “limpia” no tiene ningún sentido en el mundo en que vivimos. En cambio sí tiene sentido aspirar a que se mantenga la pluralidad informativa en la televisión. Debemos velar entre todos para que, en un mundo que tiende a concentrarse más y más de arriba abajo y de lado a lado, haya múltiples intereses representados en distintas empresas periodísticas. Ya que de seguir sin control el proceso  actual de globalización y concentración de la propiedad de los medios corremos el riesgo de quedar sometidos a la dictadura de un oligopolio de información.

Cabe mencionar que dictadura de hoy en día ha aprendido la lección con Hitler y Pinochet y sabe que para restringir la libertad del ciudadano hay métodos más eficientes que los fusilamientos al amanecer.

5. Desde el punto de vista de los que toman las decisiones, las cadenas de televisión son, en esencia, empresas

Las cadenas de televisión  apuestan por formatos que resulten más interesantes para la audiencia, por ello no importa cuánto se gaste en contratar profesionales, en comprar películas, en alianzas con empresas, dado que su objetivo es que las personas e instituciones que pusieron dinero en su momento  en la cadena de televisión  recojan beneficios en el “business plan”. Es decir las cadenas de televisión son comparadas con las empresas, por que  al igual que ellas buscan generar dinero a toda costa.  La principal  fuente de financiamiento de las cadenas  de televisión es la publicidad, y la publicidad se valora a partir del número de espectadores, la audiencia es la que fija el criterio de rentabilidad.

6. La televisión emite  y el espectador interpreta a partir de su propia experiencia vital

La televisión es un medio de masas y lo que nos cuenta tiene  repercusiones globales, sin embargo, la unidad de interpretación de un mensaje es el individuo, por lo tanto se puede decir  que no todo el mundo leerá un mensaje, una imagen, una noticia de la misma manera, aspectos como nuestra experiencia vital o las condiciones en las que nos presentamos ante la televisión influirán decisivamente en la interpretación.

La televisión es lo que es y ha sido así desde su expansión a mediados del siglo  XX, esta no va a cambiar, los que si pueden cambiar son las personas que la ven, es decir podemos presentarnos ante la televisión como ciudadanos libres, capacitados para reflexionar  sobre la construcción del mensaje, porque una persona que no es capaz de descifrar la construcción del mensaje  televisivo en un mundo como el nuestro es más manejable y menos libre. Por ejemplo en el paradigma de Mufasa se establece que debe llegar un momento en la vida en que se sea capaz de distinguir entre la realidad y realidad representada por televisión, una realidad que no siempre es falsa, pero si construida principalmente por los medios de comunicación.

Al final de los finales puede que se llegue a la conclusión de que la televisión no es tan mala  es tan sólo el vivo retrato de nuestra humanidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s